Nolita Space


Hace poco os hablábamos de Breakmoon, un portal de descuentos especializado en ocio y espectáculos y, como os dijimos, nosotros no tardamos nada en reservar nuestro propio cupón para cenar en un restaurante que no pintaba nada mal! 

El elegido fue Nolita Space, un restaurante ubicado en la calle Cádiz, 61 (Ruzafa, en pleno centro de Valencia). Y como ya sabréis, una de las ventajas de Breakmoon es que no es necesario imprimir el cupón para presentarlo en el local y disfrutar de todas sus ofertas, un detalle que se agradece! Cuando entramos al restaurante, enseguida nos atendió el encargado y sin ningún problema, comprobó el código a través del móvil y ¡listo, a la mesa a disfrutar de la cena!

La oferta era buenísima: por sólo 36€, Breakmoon nos ofrecía una apetitosa cena para dos que incluía: minifuets con tomate natural y aceite, champiñones rellenos, patatas a lo pobre con jamón de Salamanca y huevo, croquetas boletus, lomo de merluza horneado a la esencia de cítricos sobre naranja, secreto ibérico sobre manto de patatas panaderas y, de postre un clásico que siempre gusta, brownie con helado de vainilla.

La verdad es que no solemos movernos por esta zona cuando nos apetece salir a cenar fuera, pero nos alegramos de haberlo probado gracias a este portal de cupones porque ¡fue todo un descubrimiento! 

CLUB NOLITA, tal y como se definen ellos mismos, es un espacio original y diferente en pleno corazón de Ruzafa, un nuevo concepto que llega directamente desde Nolita (Nueva York). ¡Es un
restaurante, una cafetería y mucho más! 



Breakmoon


Porque hay días en los que lo único que tienes claro es que te apetece comer o cenar por ahí, salir a tomar una copa o, simplemente, disfrutar de un buen tapeo con tus amigos. Pero no os ponéis de acuerdo en elegir el sitio y termináis pateando la ciudad en busca de algo que os guste a todos. 

¿Cómo decidiros? Muy atentos a lo que os presentamos hoy En 'Comer por Valencia': se llama Breakmoon y no es un restaurante, sino algo mucho mejor: el primer Portal de Compra colectiva en España especializado en cupones descuento para espectáculos y ocio. 

¿Cómo funciona? A través de su web www.breakmoon.com y de la App Móvil para iPhone (próximamente), te ofrecen los mejores descuentos y ofertas en tu ciudad para ocio nocturno, entre los que podrás encontrar descuentos de hasta el 85% en Restaurantes, Pubs, Discotecas, Teatros, Cines, etc...

Y pensarás "otro Grupón más". Nada de eso, lo bueno de Breakmoon son precisamente las ventajas que la diferencian del resto de páginas de ofertas últimamente tan masificadas. Entre sus puntos fuertes destacamos:

- Cualquier problema que tengas con la compra, se devuelve el importe del cupón
- El primer portal especializado en ocio.
- Ofertas claramente agrupadas en: restaurantes, pubs, discotecas, afterworks, tapeo, café... por lo que te resultará muy fácil elegir. 
- Te permite obtener descuentos especiales si invitas a tus amigos a través del correo electrónico o en redes sociales.
- Puedes elegir tu oferta mientras sales de marcha, en tiempo real y sin necesidad de imprimir ningún cupón. 
- Cuenta con un geolocalizador por barrios para que sepas en todo momento cuáles son las ofertas más cercanas al lugar donde te encuentras.

A nosotros nos encantó descubrir esta herramienta, precisamente porque no es la típica web de descuentos en la que se anuncian la mayoría de empresas; en Breakmoon seleccionan los mejores locales, restaurantes, teatros, discotecas, etc. que realmente se preocupan de promocionar sus productos desde la calidad, confianza y seriedad de una página web como Breakmoon. 

Y tú, ¿te animas a probarla? ¡Nosotros ya nos hemos apuntado a una oferta y, como no, muy pronto os lo contaremos! =) 

Onion Burger Studio


Cuando un tipo de cocina se pone de moda, nosotros no nos resistimos, lo probamos y, por supuesto, te lo contamos! Nos referimos en este caso a las hamburguesas gourmet, una reinvención de las típicas burgers que todos hemos probado alguna vez (Foster's Hollywood, Mc Donal's, Tony Roma's...)

Y la verdad que nos encanta, como siempre, huir de estas grandes cadenas y probar restaurantes especiales, con encanto y, sobre todo, con mayor calidad en sus productos. Entre estos, se encuentra Onion Burger Studio, un acogedor restaurante especializado en hamburguesas gourmet y que abrió sus puertas en Valencia -calle Ciscar 20- el pasado mes de enero. 

A pesar de que lleva pocos meses abierto, es rara la noche que no consigue llenarse de quienes buscan algo especial y por un precio más que razonable. Nosotros decidimos ir a medio día y probar su completísimo menú por 9,90 euros, en el que incluyen incluso algunas de sus mejores hamburguesas como la de Kobe, eso sí, de un tamaño más reducido pero sin perder un ápice de su exclusividad. 

Después de un primero y un segundo (gran variedad de hamburguesas) llegamos al postre y aquí es donde tenemos que decir que echamos de menos un poco más de variedad para los no tan golosos, ya que solo podías elegir entre el clásico Brownie con helado de vainilla o pudding.

Y no te dejes engañar con el tamaño de la hamburguesa si te parece pequeño; te aseguramos que después del primero y rematando con el postre... ¡te quedas más que a gusto! 

La decoración del local nos encantó, desde el cartel de madera de fuera hasta la barra, las mesas y sillas, todo con un estilo muy rural, "eco" y que te hace sentir como en casa. Además, es muy espacioso y al final disponen de un espacio reservado con sofás y una mesa grande, perfecto para celebrar algo con tus amigos!

La próxima vez (porque seguro la habrá) optaremos por pedir a la carta y dejarnos llevar por la amplísima variedad de entrantes, hamburguesas y postres que pudimos hojear por encima.

Además, la calidad del servicio, de 10! ¿Te animas? ¿Qué otras hamburgueserías gourmet nos recomiendas? 








Restaurante Lienzo

Esto va para las chicas, que seguro que me entienden: qué gusto da que tu pareja te invite a cenar en un día especial y que simplemente te diga: "tú solo ponte guapa, déjate llevar y disfruta", ¿verdad? 

Pues eso fue justo lo que me pasó hace unos días; celebrábamos nuestro 6º aniversario y, hechos mis deberes, fuimos paseando por las calles del centro de Valencia y, sin darme cuenta, allí nos detuvimos, frente a una gran puerta acristalada, la entrada a uno de los restaurantes más afamados de la ciudad: Restaurante Lienzo, situado en Plaza Tetúan, 18.

Y sí, es cierto que al tratarse de un día tan señalado para los dos, parece que todo se vuelve más idílico de lo normal. Pero las cosas como son: la experiencia fue buenísima y os contamos por qué! 

Nada más entrar, ya te sientes relajada por el ambiente del local: techos altos, paredes blancas y despejadas, grandes cristales, iluminación muy cálida... Seguimos en una nube (puro romanticismo del momento) y entonces llega lo mejor: la carta.

Lo primero que puedes elegir, según tengas de contento el bolsillo -19, 25 o 35€-, son diferentes menús cerrados con una selección de tapas que después te encuentras en la carta. Nosotros optamos por elegir a nuestra cuenta: Foie micuit con polvo de kikos, ensalada de ventresca con verduras tiernas y pulpo (quizás éste no tenía la textura adecuada), sardina marinada con tomate y pesto, buñuelitos de bacalao y croqueta de langosta (perfectas, porque no sabían nada a bechamel), sandwich de ibérico con mozzarella y trufa, canelón de ternera (para él) y calamar con piperrada (para mí). 

Un gran detalle, por cierto, el servicio continuo de pan; en ningún momento te quedas sin él, aunque sí es cierto que su precio puede resultar un tanto excesivo (4,60€, más caro incluso que algunos de los platos que nos pedimos), pero en un día así, esos detalles son lo de menos... 

Y para terminar la noche redonda, el postre, para compartir: delicioso parfait de turrón con trocitos de pistacho... ¡Tre-men-do! Podéis consultar aquí la carta completa.

En definitiva, como ellos se definen, Lienzo se dibuja como un concepto de gastronomía basado en la redefinición de platos tradicionales como tapas contemporáneas... Pequeñas porciones donde el aprecio cromático y el sabor juegan un papel fundamental.

¿Os animáis a probarlo y nos contáis vuestra (romántica o no) experiencia?

Restaurante 2012 El Principio del Fin


"2012, el Fin del Mundo que los mayas predijeron. Comienza de nuevo a vivir con pasión". Es el mensaje que aparece al final de la cuenta, cuando los comensales ya han terminado de disfrutar de su experiencia en el 'Restaurante 2012 El Principio del Fin'.

Poco creíamos nosotros en esa apocalíptica predicción pero vamos, que nos alegramos de que toda esa incertidumbre existencial haya servido para inspirar y dar vida a este exquisito restaurante, ubicado en la Plaza Arzobispo, 5, en pleno centro histórico de Valencia. 

No lo conocíamos, pero nos dejamos recomendar por un amigo/paladar experto en la buena cocina mediterránea y, la verdad, la experiencia no pudo ser mejor. Para empezar, que el restaurante estuviera vacío (solo había una pareja cenando en el interior) no nos transmitía demasiada confianza -como suele pasarnos a muchos- pero aún así, decidimos entrar... ¡y menos mal que no nos fuimos!, pensamos después.

El ambiente es muy espacioso y decoración muy sobria en tonos blancos con líneas muy limpias; y es así como nos gusta disfrutar de una buena cena, relajados, por lo que es ideal para ir con tu pareja en una ocasión especial, por ejemplo. 

¡Pero vayamos a lo mejor de este restaurante de cocina de mercado, su carta! Aunque puedes elegir platos sueltos, el camarero nos recomendó optar por uno de los 3 menús con los que van haciendo variaciones, según el precio: 19, 25 y 35 euros. Nosotros nos decantamos por el menú de 25 y la verdad es que vale la pena, muchísimo.

¿Qué pudimos degustar? Primero 3 entrantes: una sabrosísima crema de dos colores (calabacín, calabaza y aceite balsámico de Módena), terrina de salmón con láminas de calabacín y salsa cítrica y milhojas crujiente de atún marinado con queso fresco. NOTA: ¡un 12 de 10! 

Como plato principal, yo opté por un tiernísimo Bacalao con salsa de Miel y habitas y mi acompañante, más de carne, no dudó en pedirse el Magret de pato en su punto con salsa de 5 especias y mango. Por cierto, son especialistas en Steak Tartar, así que los amantes de este plato... ¿A qué estáis esperando?

¿Y de postre? El camarero insistió en que todos eran caseros, por lo que no pudimos resistirnos y optamos por la pera confitada al vino tinto y unas trufas, aunque se nos quedaron en el tintero otros como el requesón con membrillo o la manzana asada con salsa de té verde. 

A nosotros nos encanta descubrir nuevos rincones como estos en los que se nota el cariño, la ilusión y la calidad de un equipo que pretende conquistar los sentidos de todos sus comensales. ¡Desde luego, con nosotros, lo ha conseguido! 

Y no os perdáis el mensaje escrito en una de sus paredes y que empieza así: "Tú que aquí viniste, no cuentes el tiempo en minutos, sino en momentos de placer".

Huerta Santa Catalina


Una buenísima noticia para la gastronomía valenciana: ver cómo se inaugura un restaurante inspirado en la Valencia tradicional, justo donde antes había una cafetería de franquicia que muy poco identificaba a la plaza en la que se ubica, ni mucho menos, a la ciudad. Nos referimos a Huerta Santa Catalina, un nuevo local perteneciente a la cadena de restaurantes Grupo La Reina, junto con sus otros miembros: la Taberna La Reina y el Restaurante La Reina. 

Ubicada en la Plaza Santa Catalina, junto a la Plaza de la Reina, su comienzo no podría haber sido más exitoso! El pasado 7 de diciembre abrieron sus puertas con una fiesta de inauguración por todo lo alto y en la que, a juzgar por su lleno completísimo, no dudamos en augurarle un próspero futuro a este nuevo restaurante. 

En Comer Por Valencia, cómo no, ya lo hemos probado; no nos resistíamos a ese encanto de la huerta valenciana, esa decoración inspirada en elementos de la Valencia tradicional como la agricultura o la pesca, el ambiente de la terraza en pleno mes de diciembre y, por supuesto, el aspecto de todos esos pinchos que ocupan la barra, de parte a parte. 

Para que os hagáis una idea, este nuevo espacio conserva la esencia de la gastronomía de las tabernas, basada en las tapas y los pinchos para comer en cualquier momento con un servicio de cocina non stop, pero ofrece al mismo tiempo un toque genuinamente mediterráneo, en el que se introducen productos de mercado típicos de la tierra.

¿Qué nos pedimos? Para empezar, unos pinchos. Sólo tienes que acercarte a la barra, coger un plato y servirte los que más te apetezcan (no te preocupes si estás media hora para decidirte, es normal, nos pasa a todos xD) y servírtelos tú mismo.

Una vez en la mesa, abrimos la carta y sus tapas y platos nos cautivan también: esgarraet, tellinas, clóchinas, boquerones en vinagre, surtido de croquetas variadas, platos de pescado o carne, entre otros. ¿Nuestra elección? Calamares a la Andaluza -nada de congelados, con su rebozado perfecto- y pulpo con su patata -de los mejores que hemos probado, tiernísimo, con un sabor de lo más suave y presentado de una forma muy original-. 

Nos encanta la ubicación, nos encanta el estilo del restaurante y, sobre todo, la sensación de sentirte como en casa, en un ambiente de lo más acogedor y una atención muy agradable. Sin duda, este es una de esas experiencias en las que te sientes satisfecho de que todavía hoy triunfen este tipo de locales frente a franquicias de altísimo alcance y que restan calidad a un emblema turístico y cultural como es la Plaza de la Reina de Valencia. ¡En CPV lo tenemos claro, volveremos!

La Mora Taberna Española


Seamos sinceros: nos gusta innovar, ir de modernos y estar a la última, pero cuando se trata de gastronomía, lo que nos importa es comer bien, sin finuras y nos volvemos un tanto tradicionales. Aunque una mezcla de ambas cosas sería lo perfecto, no? 

Pues eso mismo lo encontramos en La Mora Taberna Española, en la que puedes degustar una gran variedad de tapas y raciones, platos del día, distintos arroces y pastas, sin renunciar a la calidad de la comida tradicional española en combinación con la cocina gourmet.

Ubicada junto a Plaza España, La Mora es un lugar en el que se come como nos gustaría comer en casa: cocina sencilla y ambiente acogedor. Además, cuenta con una terraza iluminada, climatizada y ambientada para disfrutarla en cualquier época del año.


Y lo mejor es cuando llega ese momento: le echas un ojo a la carta, te das cuenta de que te gusta todo y sueltas un "buff'" en plan: "¿qué no me pido?". La verdad es que fue difícil, pero finalmente nos quedamos con éstas: ensalada Fresca: tomate en rodajas, queso fresco, rúcula, nueces y pipas de calabaza; croquetas caseras de pollo, jamón y de espinacas, maíz y parmesano; queso de cabra a la plancha con confitura de tomate; hojaldre de foiegrass y huevos de corral con reducción de PX; tempura de tomates y queso fresco con crema de anchoas y brocheta de pollo con salsa tomkatsu.

Acabamos llenísimos y no pedimos postre (una buena excusa para volver y, de paso, degustar el resto de platos que se nos quedaron en el tintero), pero la carta no pintaba nada mal: tarta de queso con salsa de arándanos, tiramisú con mascarpone italiano, tarta de chocolate con dulce de leche, etc. y sus helados, también todos caseros: de mojito, de mandarina con trocitos de chocolate, de plátano y caramelo... ¡una delicia para los más golosos!

Pero no olvidemos el resto de la carta, con platos del día (ensaladas, pescados, arroces, pastas, carnes...) ni su bodega, uno de los signos que caracterizan este restaurante y en la que destacan algunas de las más importantes denominaciones de origen de España, teniendo en cuenta vinos que representen la personalidad de cada zona. 

"¿Nos trae la cuenta, por favor?" Y sin miedo a equivocarnos, comprobamos que el precio está genial, muy ajustado a todos los bolsillos y más aún teniendo en cuenta la calidad y presentación de todos sus platos y, lo que es muy importante, la calidad del servicio.

Es uno de esos lugares en los que te cuidan, como en casa... Así que, ¡volveremos!